martes, 1 de febrero de 2011

Well, well...

Tras algunas recomendaciones, os debo decir, que este blog no lo voy a mover por ahora, se va a quedar congelado, ya que, prefiero acabar del todo la historia antes de seguir publicando, tranquilos, espero que pronto veáis el por qué.Mientras, sigo moviendo cositas en mi otro blog, que se llama utopías ocultas:
http://www.masqueello.blogspot.com

viernes, 7 de enero de 2011

..Continuación Cap.2...

Sonó el despertador, y vagamente intenté apagarlo torpemente con la cabeza  undida en la almohada todavía.Cuando la fin conseguí levantar la cabeza, allí estaba Sandra, y mientras apagaba el despertador, ella me dijo:
-¿Cómo estás hoy?- me miró atentamente mientras yo bostezaba y remoloneaba bajo las sábanas, acto seguido le conteste:
- Bien, pero tuve un sueño algo extraño...en el que quedaba con...- ella me paró en seco, y dijo:
- Un momento, eso... no era un sueño, pero tranquila, sabes que no te merece.
- Bueno, voy a tomar las cosas con algo de filosofía, y haré como si esto no hubiese pasado y que nunca lo hubiese conocido, sin rencores.- ella me miró y me dijo:
-Sabia elección.- me sonrió y acto seguido nos preparamos para ir a desayunar algo.
Saliendo de la habitación, por el pasillo, Byron apareció y saludó desde lejos alzando la mano, nos acercamos a el:
-Hola Byron,¿ cómo que estas por aquí, en el pasillo de las chicas?- dijo Sandra.
-Pues, pasaba para ver si queríais salir a desayunar conmigo a una cafetería que hay cerca de aquí.- Yo, miré a Sandra, y más tarde dije:
-Pero, no podemos salir de aquí, está prohibido, si nos pillan nos pueden expulsar perfectamente.- El me miró y me dijo:
-Venga... será divertido, y no nos pillarán.- Me sonrió y miré a Sandra, a mi la idea me atraía algo, pero la cara de ella lo decía todo:
- No, lo siento, yo no pienso salir- Dijo Sandra, Byron miró algo desanimado y acto seguido me miró a mi:
- Venga, ¿qué me dices? ven por favor.- yo lo miré y le dije:
-Lo siento, pero no quiero perder clase, y además no me quiero arriesgar a que nos pillen saliendo.
- No lo harán, si quieres para no perder clase, salgamos  por la tarde, o por la noche, cuando prefieras pero...- Yo lo miré y le dije para que me dejase seguir e ir a comer, porque realmente tenía hambre ya:
- Bueno, está bien, lo pensaré y esta tarde te lo diré, ¿vale?
Él me miró y asintió, nos despedimos y seguimos para el comedor.
Mientras desayunabamos Sandra me miró y me dijo:
-¿Realmente vas a ir?- Yo la miré y le dije mientras que movía la cuchara en mi tazón de cereales:
- La verdad es que no tengo nada que perder, así que a lo mejor si.- Me miró sorprendida, y dijo:
-¿Estas de broma?- Paré de remover la cuchara, la miré yo y le dije:
- No, no lo estoy, así que no me cuestiones.- me volvió a mirar y entonces, cogió sus cosas y dijo:
- Bueno, pues yo me voy a clase, hasta luego.- No parecía enfadada así que le respondí.
- Vale, ahora después iré yo, en cuanto termine de desayunar.
- No tardes.- me guiñó el ojo y se fue.
Iba a acabar cuando vi como se acercaba Aarón hacia mi mesa, el me miró y se sentó:
-¿por qué no viniste ayer?- ¿Encima pretendía venir a interrogarme?... ¡Anda ya!
-¿ A donde?-  Se me quedó mirando fijamente y dijo:
-¿ No te acuerdas? Supuestamente quedamos.- Ahora fui yo quién estaba dispuesta a mirar fijamente, nuestras miradas chocaron y entonces susurré yo:
-Supuestamente...- Cogí mis cosas y empecé a andar hacia el pasillo, el me dijo  mirándome:
- ¿A donde vas?- sin darme la vuelta, le dije:
-No te debo explicaciones.- y seguí andando. Aunque no quisiese, la verdad es que mi voz no había sido que digamos suave, y lo que había dicho de que -me-lo-iba-a-tomar-con filosofía- desapareció, estaba bastante rencorosa, por no decir enfadada, pero conmigo misma, por ilusionarme tan fácilmente y tener el chasco que tube, nunca hubiese pasado eso si no fuese como era, así que decidí ir corriendo  y decirle a Byron que aceptaba, que saldría con el por la tarde, de todas formas, ¿qué daño me haría salir como amigos con el, no?