viernes, 13 de agosto de 2010

...CONTINUACIÓN...

Cuando salí de la habitación se me había olvidado por completo que debía de haberme ido antes porque había quedado para ir a clases con todos, así que salí con Sandra corriendo, había alguien más en el grupo, que no conocía, a demás de todos los demás. Juanjo nos dijo solo al llegar:
-Chicas, este es el nuevo estudiante de intercambio, se llama Byron Ross y es…
-De Inglaterra- le corté y contesté yo, el me miró y asintió y Byron me dijo:
-Si, así es, encantado de conocerte- me dijo con el típico acento inglés.
-Hablas increíblemente bien el español- le dije sonriéndole.
-He estado en una academia privada perfeccionando el idioma meses antes para no tener problemas para hablarlo.- me sonrió el también y caminamos todos hacía la clase.
A primera hora teníamos Matemáticas, en mi clase estaban todos los de mi grupo, incluso mi Aarón Castillo, el era, bueno, se puede decir que el chico que a mi me gustaba y de hecho estábamos en proceso de relación. El era un poco más alto que yo, moreno de piel y de ojos marrones y tenía el pelo castaño.
Las clases pasaban demasiado lentas, pero al fin llegó la hora del recreo. En cuanto salí de clase, Byron se me acercó y me dijo:
-¿vienes conmigo a comer?- yo lo miré y le dije:
-Claro, nos iremos con Sandra y los demás, espera a que recoja.- Él me miró y después me dijo:
- yo me refería a comer solos, tu y yo, ¿podemos, por favor?- yo lo miré y le veía algo extraño en la mirada, aunque acepté. Fuimos a sentarnos a una mesa, donde no estaba el resto de la gente y empezamos ha hablar.
-¿Sabes?, me apetecía solo estar contigo desde hace ya, y hablar a solas.- yo lo miré, y le dije:
-¿A sí? Pues me acabas de conocer, no sé, creo que no te a dado tiempo a que se haga realidad ese hace ya, jaja- le dije y mientras sonreía, peor el estaba serio, no sonreía, a lo mejor el humor inglés era distinto, o simplemente era algo raro.
- Te lo digo muy en serio, llevaba tiempo, mucho tiempo buscándote, y al fin te he encontrado.
Byron me estaba empezando a asustar, me empecé a incomodar a su lado, peor lo decía tan convencido y serio que casi creí que lo dijo en serio. Yo le contesté:
-Byron, eso es imposible, me acabas de conocer hoy…- el me miró y se acercó hacia mí, y me susurró:-Si, por fin… después de tanto tiempo, tu pelo castaño, tos ojos verdes…- me dijo mientras me acariciaba la mejilla con una mano.- Eres exactamente como te esperaba…
Vale, definitivamente esto era una broma pesada, o eso, o no sé que pasaba aquí, pero asustada ya estaba, en serio, yo le dije:
-Byron, no se para nada de que me estas hablando, adiós, me voy.- le dije.
Justo cuando me levanté vi detrás a Hugo… mirando de frente y fijamente hacia Byron.
-no te vuelvas ha acercar a ella.- le dijo con tono desafiante a Byron. Yo miré a Hugo y después le dije:
-ya basta Hugo, ya tengo bastante, él no me ha hecho nada y si me lo hiciese tu y yo no tenemos nada así que no debes meterte.
-eso es lo que tu crees.- me contestó, y se lanzó violentamente hacia Byron para empezar a pelear con él, yo viendo lo que había grité.
- ¡Ya basta joder!- Hugo paró, me miró, y yo salí corriendo de aquel lugar y si, estaba llorando, por culpa de mi ex no podía si quiera hablar con los demás chicos.
Cuando tocó el timbre para que volviésemos a entrar en clase entré sola, y antes de que viniese el profesor me dijo Sandra:
-¿Dónde has estado hoy? No te e visto el pelo en todo el recreo.- la miré con cara de espanto y después le contesté:
- Por favor, mejor no hablemos de ello. Hoy es el peor día de mi vida...- ella me miró con cara de preocupación y después se alejó hasta sentarse en su silla, sé que después, cuando estubiesemos solas, le tendría que dar una explicación.
En ese mismo instante Byron entró por la puerta y me miró directamente a mi, nada más pasar el marco. Mientras estábamos en mitad de clase recibí un papel doblado que cayó perfectamente en mitad de mi mesa y sin que la profesora de Ética se diese cuenta, lo desdoblé y pude leer:
Quiero hablar contigo, quedamos después de clases en la biblioteca si
te apetece,¿vale? Te quiero, Aarón.

Miré hacia donde estaba Aarón y le hice un gesto para decirle que si iría, mientras sin poder evitarlo, desvié de nuevo mi mirado que ahora no solo miraba hacia mí, sino que también miraba hacia Aarón, Byron me miró y en seguida aparté la mirada de él, después hice como si atendiese... la verdad es que el chico nuevo a demás de ser raro... me daba mala espina.

1 comentario:

  1. dioooos, ke pasará¿? ke kerra aaron? espero ansiosa el siguiente!!!
    la verdad k este capítulo lo noto mejorado!! sin casi ninguna falta!!! pero aun tienes ke mejorar!!! un besito!!!

    ResponderEliminar